Sitio actualizado al Martes 23 de Octubre de 2018 a las 10:57 hrs.

Irma Ramírez CruzLa consejera electoral Irma Ramírez Cruz presentó una ponencia acerca de la participación de la mujer en cargos de elección popular y se pronunció porque se deje de lado la simulación.

Morelia, Michoacán; a 30 de agosto de 2018.- En Michoacán es necesario revisar lo que hizo falta para lograr una integración paritaria, fue una de las conclusiones a las que llegó la consejera electoral Irma Ramírez Cruz durante la ponencia que presentó este jueves en el foro "Avances de la prevención de la violencia contra las mujeres en el contexto actual".

La consejera exhortó a que se implemente una fiscalización efectiva en torno al destino que se da al tres por ciento de las prerrogativas de los partidos políticos, que por ley se debe destinar al empoderamiento de las mujeres a través de capacitación y asesoría.

Por parte de los partidos políticos, expuso Ramírez Cruz, aún se percibe mucha resistencia a postular candidatas y el principal argumento que esgrimen es que ellas no quieren participar en los procesos, lo que deja en evidencia que ese tres por ciento de los recursos no se está aplicando para este fin.

Asimismo, la consejera señaló que los tribunales han generado mecanismos de inclusión, pero es necesario que la legislación lo establezca puntualmente, ya que las mujeres tienen que enfrentarse a procesos legales para defender sus derechos electorales.

“Hay que evitar las simulaciones y acompañarnos entre nosotras las mujeres”, manifestó Ramírez Cruz, luego de realizar un recorrido histórico de la participación política de las mujeres a la par de las reformas legales tanto en México como en otros países.

En 2002 se posicionó el tema de la participación política en la legislación, de acuerdo con la consejera, pero sin que existiera ninguna obligación de postular mujeres. Después, entre los años 20017 y 2008, se aprobó un nuevo Código Federal Electoral en el que se establecía que los partidos políticos tendrían que registrar un mínimo de candidatas, pero esto, lamentó Irma Ramírez, dio pie a simulación, como fue el caso de las Juanitas, esposas o familiares de políticos.

Ya en 2014 se implementó una reforma a toda la estructura electoral, tanto a nivel federal como local, para adicionar disposiciones en materia de paridad, pero que dejó un hueco al no considerar la paridad horizontal y vertical en la integración de los ayuntamientos, prosiguió Ramírez Cruz. Fue entonces, añadió, que se dispuso que del dos al tres por ciento del financiamiento público a los partidos políticos tendría que destinarse al desarrollo de las mujeres.

Por otro lado, la presidenta de la Comisión Electoral de Atención a Pueblos Indígenas consideró que es necesario impulsar y generar mecanismos para que las mujeres indígenas puedan ser parte de la toma de decisiones en sus comunidades.

La violencia política constituye un nuevo reto, continuó la consejera. “Avanzamos en algo y parece que la sociedad nos castiga”, consideró, y agregó que no se trata únicamente de ocupar espacios sino de que se generen políticas públicas y que las mujeres que ocupan escaños legislativos representen a este sector.

“Ojalá algún día no necesitemos hablar de esto, ya no se tenga que obligar y sancionar, que no existan protocolos para atender la violencia política”, concluyó Irma Ramírez.

El foro se llevó a cabo este jueves en la Casa de la Cultura Jurídica y fue organizado en conjunto por el Instituto Nacional Electoral y la Escuela Campesina de Acción Solidaria como cierre del proyecto “Prevención de la violencia política contra las mujeres en el proceso electoral 2017-2018 en Morelia Michoacán”, que fue parte a su vez del Programa Nacional de Impulso a la Participación Política de las Mujeres a través de Organizaciones de la Sociedad Civil.


Compartir
Sitio actualizado al Martes 23 de Octubre de 2018 a las 10:57 hrs.
Web Analytics